Nuevo destino: Recycled Island

Te imaginas ir de vacaciones a una isla creada a partir de basura. Abre tu mente porque puede ser realidad !!
Al Norte del Océano Pacífico encontramos una barrera formada por restos de plástico vertidos por el ser humano y que se extiende a lo largo de cientos de kilómetros de la zona de convergencia en Japón, Alaska y Estados Unidos. Esta gran masa de desechos plásticos acumulados es objeto de estudio por parte de la comunidad científica y se conoce como Garbage Patch

Conocimos de la iniciativa por medio de la expedición del Plastiki (en ecointeligencia somos fans de este proyecto) y de su intención de pasar por el llamado Garbage Patch

Casi 30 investigadores y técnicos del Scripps Institution of Oceanography (SIO) de la Universidad de California han estudiado los desechos plásticos que se están acumulando en la Corriente del Pacífico Norte y cómo afectan a la vida marina: plancton y otros microorganismos, peces y aves marinas.
La inspiración de 97 millones de toneladas de plástico flotando en el Pacífico ha llevado a un estudio de arquitectos de Rotterdam, WHIM Architecture, a presentar una nueva propuesta para reciclar el plástico que flota actualmente en los océanos. Por cierto, en Holanda tienen muy buenas ideas, si no repasad nuestra entrada sobre el Watt !!. El proyecto en cuestión se llama Recycled Island y consiste en construir una isla, de unos 10.000 kilómetros cuadrados, con todas esas botellas y recipientes que el mar no puede devorar.
Recycled Island sería de tamaño como la isla más grande de las Hawai y se encontraría a medio camino entre este archipiélago y San Francisco.

Este proyecto se concibe como una llamada de atención sobre los residuos plásticos en los océanos, y con el objetivo de limpiar los océanos y convertir el plástico contaminante en material de construcción.

WHIM Architecture quiere aprovechar esa masa de plástico que se encuentra al norte del Pacífico para realizar su proyecto. Dicen que es la mancha más grande y que tiene una extensión similar a España y Francia juntas. Al construirla ahí, evitarían los costes y la contaminación que supondría transportar todos esos desechos.
Su propuesta es juntar todos esos restos y derretirlos hasta que formen un compost, una masa más o menos compacta, que ha de servir de base para una posterior cobertura de arena. Así se formará una isla artificial que se podría dedicar a diversos usos: agricultura, piscifactoría, centro vacacional o todo a la vez.
El tamaño de la isla permitiría alojar a casi medio millón de personas que se autoabastecerían de energía y recursos. Su ubicación en el Pacífico garantizaría buenas comunicaciones y su clima es especialmente benigno la presentaría como un destino turístico interesante.
Resumidas las características de la isla serían:

  • Realizada con los desperdicios plásticos de nuestros océanos.
  • La isla es habitable
  • El área habitable está diseñada como su asentamiento urbano sin impacto en el medio ambiente.
  • La isla está construida como un entorno verde
  • Es un hábitat autosuficiente
  • La isla es ecológica y no contamina
  • El tamaño de la isla flotante es considerable en relación a la gran cantidad de plástico flotando en el océano
  • La localización sería en el norte del océano Pacífico que donde se encuentra actualmente la cantidad más grande de plástico flotando.

Conoce más sobre los vertidos de plásticos en nuestros océanos en TED:

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú