¿Qué servicios ofrece una Smart City a sus ciudadanos? Salud (9)

La innovación es una constante en la medicina y en la Smart City

Continuamos con este repaso que estamos realizando sobre lo que aporta el modelo de la Smart City, después de ver lo relacionado con la seguridad, con un tema tan importante como es la Sanidad. En planteamientos territoriales descentralizados, entidades menores, como pueden ser los ayuntamientos, suelen participar en la gestión de la atención primaria de la salud y por lo tanto encuentran en la tecnología un aliado para ofrecer este tipo de servicios en el ámbito de la Smart City.

Con una tendencia creciente en el envejecimiento de la población y en la incidencia de enfermedades crónicas, el uso de la tecnología se hace si cabe más necesario ya que esta puede ayudar a la contención de los costes de asistencia sanitaria y contribuir al mantenimiento de los niveles esperados de calidad del servicio.

Telemonitorización y telemedicina

Destacan las soluciones para el seguimiento del estado de salud a través de mediciones de signos vitales usando biosensores y biometría. Se trata de sistemas que facilitan la monitorización de los pacientes y que pueden servir como puente entre el hospital y el hogar, permitiendo a los enfermos estar en sus casas y ser atendidos a distancia tanto para diagnóstico como para tratamiento y seguimiento de la enfermedad.

En el centro de este planteamiento encontramos a la historia clínica electrónica, con la que es posible compartir información y colaborar entre los hospitales, las farmacias y las consultas de atención primaria. También la receta electrónica es una pieza importante en estos sistemas de información.

En Estados Unidos se producen anualmente 2,2 millones de errores en las recetas de medicamentos porque están escritas a mano

Estos sistemas se complementan con las aplicaciones de telemedicina. Ejemplos como el de la plataforma Colabor@, implantada en varios servicios de salud y hospitales de España y Reino Unido, son un ejemplo de soporte a la actividad sanitaria, facilitando la compartición en tiempo real de la información que se maneja habitualmente en entornos sanitarios, como la historia clínica electrónica o los resultados de las pruebas diagnósticas. También facilita a los profesionales el intercambio de opiniones, conocimientos e información con el fin de mejorar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes.

Glocotel es un ejemplo de aplicación que ayuda al ciudadano en la smart city

En Friedrichshafen (Alemania) se están desarrollando sistemas de telemedicina diseñados para mejorar la atención médica. Por ejemplo, los diabéticos que utilizan el sistema de control de la diabetes GlucoTel ya no tienen que realizar visitas frecuentes a su médico pues este puede recuperar sus datos a través de un sistema remoto.

Por otro lado, los sistemas móviles de llamadas de emergencia, como derBUTLER, apoyan el trabajo de atención del personal de rescate. Además, otras soluciones basadas en las TIC son utilizadas por los médicos especialistas en diferentes lugares para coordinar el diagnóstico y el tratamiento de los datos para los pacientes

Teleasistencia

También muy importantes son los sistemas de teleasistencia que contribuyen a facilitar la vida independiente de personas con necesidades especiales, como son ancianos y enfermos. A estos se les suman los sistemas de localización que permiten ofrecer asistencia a domicilio a personas mayores en un tiempo más corto.

La teleasistencia supone una oportunidad a las empresas para dar servicios más orientados, explotando nuevos modelos de negocio

La teleasistencia es un negocio en auge en la smart city

Los servicios más frecuentes en este ámbito dotan a los usuarios de brazaletes con identificativos GPS que permiten localizarlos para seguir su estado de salud y su medicación. Se complementan con sistemas de diagnóstico remoto en el hogar del paciente, que permiten monitorizar el estado de las señales vitales y así evitar desplazamientos a los centros de salud que pueden resolverse de forma remota.

Sanidad pública

Es muy útil combinar el uso de datos y servicios de localización para plantear servicios que alerten de posibles riesgos para la salud. Un caso puede ser la aplicación Don´t eat at implantada en Nueva York y que avisa con una notificación cuando el usuario entra en un restaurante que no cumple las normas de sanidad pública.

Como habéis podido observar la Smart City tiene mucho que aportar en todo lo relacionado con la salud y estos 3 ejemplos son un botón de muestra de todo lo que se está desarrollando. En nuestra siguiente entrega hablaremos sobre la educación.

Ricardo Estévez

Mi verbo favorito es avanzar. Referente en usos innovadores de TIC + Marketing. Bulldozer sostenible, fundador de ecointeligencia y director de TIMUR

Esta entrada tiene 0 comentarios

  1. Para las personas mayorea, entre las que me encuentro, la teleasistencia y demás medios de atención , es muy beneficiosas las medidas que aporta la Smart City. Información imortante facilitada por Ecointeligencia.

  2. Interesante tema el de las Smart Cities. Es requisito indispensable que los líderes de las ciudades se relacionen fuertemente con el. Ello les facilitará conocer sus necesidades más urgentes, proyectar sus soluciones e implementarlas con criterio de calidad y durabilidad. El vertiginoso avance de la tecnología y su aplicabilidad en la mejora de muchos servicios de la ciudad, se enmarcan también, en la mejora de la calidad de vida, que el ciudadano de hoy y el de mañana se merecen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú