6 prioridades para el mercado español de la energía

Aviones americanos en la Guerra del Golfo en 1991

Continúan las tensiones en el mercado de materias primas y bursátil debido al inminente ataque por parte de Estados Unidos y aliados a Siria. El petróleo permanece al alza y las Bolsas europeas abren en rojo

Es parte del contenido de una noticia cualquiera de las que aparecen actualmente en los medios.

Quizás ahora recordemos nuestra gran dependencia en materia energética, una dependencia que sufriremos en nuestros bolsillos especialmente este otoño – invierno cuando empiece a elevarse el consumo de combustibles.

Quizás ahora recordemos porqué es tan importante desarrollar fuentes de energía autóctonas (y no me refiero a la energía nuclear).

Quizás ahora recordemos que España era una potencia en el desarrollo de las energías renovables y que los bandazos políticos y la falta de planificación nos están poniendo en entredicho en el concierto internacional.

Campo de energía eólica en Albacete (España)

Como lo fácil es quejarse vamos a optar por recoger un informe publicado a principios de este verano donde se combina análisis con propuestas. Este informe publicado por Funciva analiza la situación actual del sector energético a través de una matriz DAFO.

Como debilidades de nuestro sistema energético destacan las relativas a la sobrecapacidad de potencia eléctrica instalada (principalmente por la penetración desordenada de las energías renovables, en concreto las solares) y al consumo políticamente impuesto del carbón nacional, y que se deben a la falta evidente de planificación de las inversiones. Además, la caída de la demanda ha contribuido a debilitar el sistema.

En la actualidad, existe un mercado distorsionado por actuaciones ajenas al sector, como la mala regulación energética o el control político de los organismos reguladores. Todo esto se ha traducido en el déficit de tarifa que sufre el mercado eléctrico y en el alto precio de la electricidad final, que afecta a la competitividad de la industria española y al poder adquisitivo de los consumidores.

Respecto a las amenazas del sector, aparece la elevada dependencia española de importaciones energéticas del exterior, próxima al 80%. Además, una mala legislación, sumada a una regulación errática, cambiante y reactiva para salir al paso de emergencias o problemas absurdamente generados, y unas actuaciones jurídicas cuestionables y causantes de diferentes niveles de inseguridad son las principales amenazas identificadas en el informe.

No obstante, también existen fortalezas energéticas que deben ser potenciadas a través de una política clara, fruto de acuerdos políticos de largo alcance entre los dos grandes partidos. Por tanto, es necesario fijar una planificación energética que marque una hoja de ruta clara y definida.

Por otro lado, el informe señala oportunidades ligadas a las actuaciones relativas a ecoeficiencia y ahorro energéticos, al tener un impacto inmediato y significativo en la reducción de la dependencia de importaciones. Para ello, los autores destacan como fundamentales la gestión desde la oferta y desde la demanda (con el uso de sensores, medidores y redes inteligentes), el desarrollo de la energía distribuida (ligada a generación de renovables y mercados locales), y la obligatoriedad del cumplimiento de las medidas aprobadas para todos los subsectores. De este modo, una educación de los consumidores, mediante una información sin sesgos, complementada con señales de precios reales conducirían de manera natural al ahorro y uso eficiente de la energía.

En lo que toca a medidas para la resolución de estos problemas, el informe urge suprimir el intervencionismo en los mercados, de modo que se promueva la competencia y se evite la degradación de la seguridad para el inversor nacional e internacional. Además, se identifica una serie de medidas urgentes a adoptar:

  • A corto plazo: Resolución de los problemas relacionados con la caída de la demanda y el exceso de oferta, con la competición desorganizada de renovables y centrales térmicas de gas natural con ciclos combinados, y la deuda tarifaria, que asciende a casi el 3% del PIB.
  • A medio plazo: Tras la recuperación económica y la reducción del desempleo, logro de una situación equilibrada de oferta y demanda energéticas, y priorización de las inversiones en redes e interconexiones internacionales.
  • A largo plazo: Mientras el mercado interior europeo no sea una realidad, definición de una estrategia industrial que garantice los suministros energéticos, y cumplimiento de los compromisos acordados y aceptados con la UE en materia de emisiones de CO2.

 A raíz de este análisis, se platean 6 temas prioritarios en el sector energético en España, que exigen una toma de decisiones urgentes. A continuación, y de forma resumida, se detallan las principales líneas al respecto:

Solución al déficit de tarifa del sector eléctrico

  • Pacto de Estado en el Congreso para establecer un marco de la política energética hasta 2035
  • Eliminación de la Tarifa de Último Recurso (TUR) y desplazamiento a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de las compensaciones sociales ajenas al sector
  • Propuesta de incentivos fiscales a la inversión en nuevas tecnologías
  • Pago por PGE de la anualidad del déficit acumulado hasta 2012 actualmente en las tarifas de acceso

 Seguridad jurídica y estabilidad regulatoria

  • Desarrollo del nuevo modelo de regulador aprobado en la Ley 3/2013
  • Desarrollo de la Ley de Transparencia y de Accesibilidad del ciudadano
  • Establecimiento de precios reales para la energía
  •  Síntesis de toda la legislación y la regulación energéticas existentes, dispersas en múltiples documentos, en un texto actualizado y rigurosamente meditado y estructurado

Mercado energético eficiente

  • Transposición de directivas y cumplimiento de los reglamentos de la Unión Europea
  • Revisión de la estructura de peajes y tarifa integral eléctrica, abriendo así el mercado a mayor competencia
  • Planificación para nueva potencia de energías renovables como parte integral del sistema para alcanzar los objetivos europeos en 2020 de forma eficiente, utilizando las tecnologías más maduras y con menor coste
  • Creación de un marco racional y eficiente de planificación y construcción de infraestructuras
  • Garantía de mercados competitivos y liberalizados de productos petrolíferos, de gas y de GLP

Planificación estratégica en el sector energético en España

  • Pacto de Estado que facilite la consecución de esa estrategia a medio y largo plazo
  • Establecimiento de fondos de inversión y una política fiscal y de incentivos para la innovación e instalación en campos definidos como cruciales para la consecución del objetivo establecido
  • Fijación normativa de los criterios y estándares para la renovación del sistema energético español
  • Inversión en proyectos de formación para la instalación, manejo y conservación de los nuevos sistemas
  • Elaboración de una hoja de ruta energética a largo plazo, con un horizonte en 2040

Innovación y penetración planificada de tecnologías energéticas

  • Marco estratégico que defina el aprovisionamiento de energía primaria, las tecnologías para su transformación en energía final, las mejoras de redes e interconexiones, la logística y los usos energéticos
  • Diseño e implantación de una financiación que realmente aporte recursos importantes y enfocados
  • Diseño de un plan de incentivos fiscales que facilite y estimule la inversión en proyectos relevantes
  • Diseño de un plan industrial para la potenciación de los clústeres que se definan como estratégicos
  • Refuerzo de la sociedad civil dando auténtica autoridad a un Comité de personas de prestigio

Eficiencia energética: presente y futuro

  • Desarrollo de sistemas de medidores y redes inteligentes para gestión de la demanda a nivel consumidor
  • Obligación de poner en marcha sistemas de acreditación de profesionales y ESEs
  • Establecimiento de una estrategia a largo plazo para movilizar inversiones y financiación en la renovación del parque de edificios
  • Regulación y desarrollo de programas que incentiven el uso eficiente del consumidor final

Refinería de petróleo en Homs (Siria)

En resumen, vemos cómo el sector energético, los consumidores y la actividad económica, en general, se han visto afectados y perjudicados por decisiones políticas cuestionables y poco meditadas.

Quizás discrepes en alguna cuestión de las planteadas, pero en líneas generales es un informe pleno de sentido común y del que se pueden sacar conclusiones no soló para el panorama español, sino también aplicables al desarrollo energético de otros países o territorios.

En este enlace os podéis descargar el Informe Funciva: Seis prioridades para el mercado español de la energía.

, , , ,

2 Responses to 6 prioridades para el mercado español de la energía

  1. vicente 30 agosto, 2013 at 18:49 #

    Muy amplio y clara la exposicíón del tema sobre el mercado español de la energía, enhorabuena a Ecointeligencia por ponernos al día .

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 28 agosto, 2013

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Continúan las tensiones en el mercado de materias primas y bursátil debido al inminente ataque por parte de Estados Unidos y aliados a Siria. El petróleo permanece al alza y las Bolsas europeas abren en rojo Es parte del c…

Deja un comentario