Los 10 mandamientos del diseño sostenible

cerezo como inspiración del diseño de la Naturaleza

Echábamos de menos en ecointeligencia un artículo sobre los que nosotros consideramos los pilares del diseño sostenible de nuestros días. Nos referimos a los Principios Hannover, definidos por nuestros admirados William McDonough y Michael Braungart hace más de dos décadas, y que siguen siendo un documento vivo comprometido con la evolución y la comprensión de nuestra interdependencia con la Naturaleza.

La sostenibilidad implica atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social

Nuestra sociedad necesita aspirar a la integración de sus elementos materiales, espirituales y medioambientales. Las tecnologías actuales, procesos y los medios tienden a separar estas facetas en lugar de conectarlas. La Naturaleza usa la energía del Sol para crear sistemas interdependientes en los cuales complejidad y diversidad implican sostenibilidad. Por el contrario, nuestra sociedad industrializada extrae energía para sistemas empeñados en reducir la complejidad de la Naturaleza. El desafío para la Humanidad es desarrollar procesos de diseño que nos permitan permanecer dentro del contexto de la Naturaleza. Casi todas las fases de los procesos de diseño, la fabricación y construcción necesitan un replanteamiento. Debemos emplear tanto el conocimiento actual como la sabiduría de antaño en nuestros esfuerzos para concebir y llevar a cado la transformación física, cuidado y mantenimiento de la Tierra.

ejemplo de diseño integrado en la Naturaleza en China

Este es el espíritu de los Principios de Hannover, que definen la amplitud de lo que significa el diseño sostenible:

  1. Insistir en los derechos de la humanidad y la naturaleza de coexistir en condiciones saludables, solidarias, diversas y sostenibles.
  2. Reconocer la interdependencia. El diseño humano interactúa con el mundo natural y depende de él, y tiene diversas consecuencias a cualquier escala. Aumentar el cuidado en el diseño, hasta reconocer sus efectos incluso en la distancia.
  3. Respetar las relaciones entre espíritu y materia. Considerar todos los aspectos de los asentamientos humanos, incluyendo la comunidad, la vivienda, la industria y el comercio, en términos de conexiones existentes y cambiantes entre la conciencia espiritual y material.
  4. Aceptar la responsabilidad de las consecuencias, derivadas de las decisiones en diseño, sobre el bienestar humano; la viabilidad de los sistemas naturales y su derecho a coexistir.
  5. Crear objetos de valor seguro a largo plazo. No cargar a las futuras generaciones con los requisitos de un mantenimiento derivado de la creación descuidada de productos, procesos o normas.
  6. Eliminar el concepto de residuo. Evaluar y optimizar el ciclo de vida completo de productos y procesos, para abordar el estado de los sistemas naturales, en el que no haya desperdicios.
  7. Depender de los flujos de energía naturales. El diseño humano debería, como el ciclo de vida natural, derivar sus esfuerzos creativos del aporte perpetuo de energía solar. Incorporar la energía eficientemente y de forma segura, para un uso responsable.
  8. Entender las limitaciones del diseño. Ninguna creación humana dura para siempre y el diseño no resuelve todos los problemas. Aquellos que diseñan y planifican deben practicar la humildad frente a la naturaleza. Tratar la naturaleza como modelo y mentor, y no como un inconveniente que eludir o controlar.
  9. Buscar la mejora continua mediante el intercambio de conocimientos. Fomentar la comunicación directa y abierta entre colegas, clientes, fabricantes y usuarios para vincular las consideraciones de sostenibilidad a largo plazo con responsabilidad ética, y re-establecer una y otra vez la relación entre los procesos naturales y la actividad humana.

¿Cómo surgieron estos principios? La ciudad alemana de Hannover fue designada sede de la Exposición Mundial del año 2000 y su tema fue el de Humanidad, Naturaleza y Tecnología. Y a este respecto, encargaron a McDonough y Braungart la elaboración de los principios que deberían regir  el diseño y construcción de todo lo relacionado con la exposición.

Estos Principios han ayudado a crear los cimientos de una nueva filosofía de diseño

De esta exposición su principal exponente es el distrito de Kronsberg, que representa uno de los programas urbanos más amplio y avanzado, en lo que toca al concepto de ecobarrios en Europa. Nos ocuparemos de Kronsberg en un próximo articulo de ecointeligencia.

A estas alturas, te habrás dado cuenta sin duda de que nos falta un principio para completar a los 10 mandamientos del diseño sostenible … pues éste os lo dejamos a vosotros.

¿Cuál nos propones tu como décimo principio?

, , , , , ,

4 Responses to Los 10 mandamientos del diseño sostenible

  1. lobo199 13 noviembre, 2012 at 15:49 #

    Ahí va mi propuesta:

    “El diseño no debe ser un fin en si mismo, sino un medio”

  2. Carlos 18 marzo, 2014 at 19:46 #

    Maximizar la eficiencia del diseño en términos de Valor/Impacto, donde Valor=necesidades cubiertas e Impacto=coste total

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 13 noviembre, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Echábamos de menos en ecointeligencia un artículo sobre los que nosotros consideramos los pilares del diseño sostenible de nuestros días. Nos referimos a los Principios Hannover, definidos por nuestros admirados William M……

  2. Kronsberg, sostenibilidad y holística | ecointeligencia - ponte al día en diseño sostenible! - 15 noviembre, 2012

    […] la ciudad alemana de Hannover destaca por su diseño sostenible el distrito de Kronsberg. Replanteado para la Exposición Universal del año 2000, este ecobarrio representa uno de los […]

Deja un comentario